Bienvenidos al programa de conservación de la mariposa monarca en zonas urbanas Pillpi Wasi

Todo comenzó en el 2013. Revisando un viejo y olvidado manual de jardinería del año 1930 en la Biblioteca Nacional encontramos entre sus páginas la descripción de una planta de la que se guardaba remota memoria. La banderita española o Asclepias curassavica, como la llaman los científicos, era una planta que solía usarse en los espacios verdes de Lima y que había desaparecido desplazada por las flores estacionales que hoy dominan los jardines de la ciudad. Investigando se pudo conseguir un proveedor de semillas y allí empezó esta alucinante historia. La siembra de las nuevas plantas se inició a fines del 2014 como un proyecto piloto para ver si la planta lograba adaptarse bien dentro del distrito. Los esfuerzos rindieron frutos en el 2015, cuando se pudo empezar la producción masiva de Asclepias curassavica logrando instalar más de 100 000 plantas en nuestras áreas verdes.

Y con las Asclepias llegaron las Mariposas Monarca, nuestro visitante ilustre de hoy, que sin embargo no fue muy bien recibido al comienzo. Las mariposas son insectos mágicos que danzan con gracia en el aire. Sin embargo, antes de alcanzar este estado, las mariposas son voraces gusanos que comen hasta 3 veces su peso al día, y las plantas del jardín son su alimento favorito. Cuando hay muchos gusanos se les llama plagas y suelen combatirse, lo que en su momento estábamos haciendo con las Mariposas Monarca; por eso en el 2014 no teníamos muchas, solo algunas que volaban cerca de las plantas alegrando la zona.

Las cosas cambiaron en el año 2015 gracias a la bióloga sanborjina Fiorella Gardella (que trabaja en California - Estados Unidos en un programa de conservación de la Mariposa Monarca). Ella se encontraba visitando a su familia cerca del parque Cáceres cuando se topó con estas mariposas. En esa época la municipalidad estaba realizando un control de plagas, por lo que varias de las orugas y mariposas adultas estaban en el suelo. Esto la llevó a acercarse a nosotros y contarnos su historia. Entonces, comenzamos a retirar los pesticidas de las zonas con Asclepias lo que nos dio como resultado una mayor población de Mariposas Monarca.

Gracias a este maravilloso fenómeno y nuestra labor de conservación de la mariposa monarca fuimos reconocidos por la fundación norteamericana Back to Native en abril del 2016. Somos uno de los pocos espacios urbanos en el mundo que tiene un programa de conservación de la Mariposa Monarca y el único de América del Sur. Esto ha servido también para abrirnos los ojos respecto al estado en el que se encuentran los ambientes de nuestra ciudad. La mariposa es ahora un símbolo, una representación de la salud de nuestras áreas verdes.

La Mariposa Monarca ha dado pie al desarrollo de varios otros programas de biodiversidad. Uno de ellos es el del aumento de la presencia de flora nativa expresada mediante los biohuertos urbanos de San Borja, que se encuentran en nuestros parques al alcance y desarrollo de nuestros vecinos. A su vez, gracias a que en estos biohuertos no utilizamos pesticidas han aparecido nuevas especies de insectos. Mariposas blancas, amarillas y negras de distintas especies han vuelto a aumentar dentro de nuestro distrito. Asimismo ahora encontramos más mariquitas y otros insectos que cumplen el rol importante de controlar las plagas en nuestros huertos.

Así, gracias a la Mariposa Monarca, estamos tratando de promover parques y jardines más sanos que presenten una gran biodiversidad. Actualmente, ésta es el mayor indicador de una ciudad sostenible. Siguiendo nuestra visión de San Borja como ciudad verde modelo del Perú, estamos realizando todos los esfuerzos para que nuestra biodiversidad aumente. PILLPI WASI es el nombre del Programa de Conservación de la Mariposa Monarca en Zonas Urbanas, un vocablo quechua que significa "Casa de las Mariposas". En él se resumen muchas de las acciones que van destinadas a la promoción de la biodiversidad como son: Control biológico de plagas, introducción de especies nativas, crianza de mariposas e insectos benéficos, riego sostenible, biohuertos urbanos, etc. La nueva jardinería del siglo XXI se está empezando a desarrollar en San Borja.

Pronto se empezará la construcción e instalación de algunos hitos importantes del programa, como por ejemplo: el Mariposario que alberguará a la Mariposa Monarca instalado dentro del parque Grau. Aquí los ciudadanos podrán acercarse más a esta especie y conocer sobre su desarrollo. Un Centro de Interpretación de la Biodiversidad Urbana se encontrará cerca del Mariposario para que las personas interesadas conozcan más sobre las Mariposas Monarca y sobre todo lo que pueden encontrar dentro de esta parte de la ciudad.

Dentro de estos proyectos también se encuentra el desarrollo del Corredor Verde, el primer parque lineal totalmente sostenible de la ciudad. Esto involucra el mantenimiento de la biodiversidad, la implementación del riego sostenible, el promover la introducción de plantas nativas y aumentar la arborización. Además este espacio será completamente accesible para los peatones y tiene además como punto importante el paso del Rio Surco. Este canal es una estructura milenaria que existía antes de la llegada de los españoles y que actualmente, debido a su valor histórico y a los beneficios que ha traído para la ciudad, se encuentra en proceso de ser declarado Paisaje Cultural de la Nación. Estas nuevas iniciativas nos ayudarán a colocarnos como líderes de la conservación de la biodiversidad en espacios urbanos a nivel mundial.

Si quieres saber más sobre nuestro programa para proteger a las mariposas monarca, entra a www.ciudadverdelab.org o escríbenos a contacto@ciudadverdelab.org. Encuéntranos en todas las redes sociales (facebook, twitter e instagram) como: ciudadverdelab